Un estudio desmonta el mito del consumo moderado de alcohol: la primera copa también daña tu cerebro

6 de julio de 2021

Business Insider publicó el pasado 19 de mayo, un artículo periodístico sobre la aparición de un nuevo estudio que asocia el consumo de alcohol con un menor volumen de materia gris en el cerebro, y además, los autores afirman que no existe un nivel seguro de alcohol para la salud del cerebro.

El portal digital Business Insider publicó el pasado 19 de mayo, un artículo sobre un nuevo estudio que asocia el consumo de alcohol con un menor volumen de materia gris en el cerebro, y además, los autores afirman que no existe un nivel seguro de alcohol para la salud del cerebro.

Fuente: Business Insider

Para empezar, desde el punto de vista médico-científico, es necesario señalar que este estudio se trata de un preprint, un artículo que aún no ha completado el proceso de peer-review o revisión por pares. Es decir, aún no ha sido revisado por expertos en la materia y puede no estar exento de errores y reportar información que aún no ha sido aceptada o respaldada por la comunidad científica o médica (1).

En términos generales, los resultados más destacados de la investigación muestran que: el consumo de alcohol se asociaba con un menor volumen de materia gris en el cerebro, de forma lineal. Los autores del estudio concluyen que: no existe un nivel seguro de alcohol para la salud del cerebro, incluido el consumo moderado de vino. Y que las pautas actuales de consumo de alcohol de bajo riesgo no tienen en cuenta su impacto en la salud cerebral, por lo que deberían revisarse.

Una de las principales fortalezas del estudio es el gran número de participantes que incluye, así como la calidad de la tecnología utilizada para analizar el volumen cerebral (MRI). No obstante, el estudio no está exento de limitaciones. No tiene en cuenta el patrón alimentario de la población estudiada, un factor que otros estudios han observado como determinante en la relación entre el consumo y la salud. Por otro lado, la recogida de información sobre el consumo de alcohol de forma autorreportadapuede estar infravalorada, ya que un consumo excesivo es penalizado a nivel social. Asimismo, cabe señalar que a partir de un estudio observacional no se pueden deducir relaciones de causalidad, sólo se pueden observar asociaciones. Por lo que, en base a los resultados de este estudio, no sería correcto afirmar que el consumo moderado de alcohol reduce el volumen de la materia gris en el cerebro.

La relación entre el consumo moderado y la salud es un tema de intenso debate científico. En el caso de la salud cardiovascular, la evidencia de que un consumo moderado de vino tinto en el marco de una dieta saludable es protector parece ser cada vez más sólida (2-10). En lo que respecta a la salud cognitiva, por ejemplo, este estudio observa un empeoramiento en marcadores de salud cognitiva y demencia relacionado con el consumo, pero a su vez, también reporta que el consumo de alcohol se asocia con una mejor puntuación en el rendimiento cognitivo en pruebas de función ejecutiva y memoria funcional.

Otro estudio publicado en enero de 2021, que analizaba datos de la misma cohorte (UK Biobank (11)), reportó que, entre los bebedores, aquellos que tomaban preferentemente vino de forma moderada se asociaba con un riesgo más bajo de mortalidad general, enfermedades cardiovasculares graves (infarto de miocardio, ictus y mortalidad cardiovascular), cirrosis y accidentes.

 

Conclusión:

Para considerar los resultados de este estudio es importante que primero se someta a un proceso de revisión por pares exhaustivo, y además, sería recomendable que el artículo aportase más datos que permitan conocer como influye el patrón alimentario de los participantes (una importante variable de confusión que no ha sido tenida en cuenta), y conocer con más detalle qué ocurre o cual es la fuerza de la asociación cuando el consumo de vino es bajo o moderado.

 

* El análisis y la valoración médico-científica de la noticia y estudio ha sido realizada por la asesoría científica de la Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición-FIVIN. 

 

Referencias científicas

  1. BioRxiv. What is an unrefereed preprint? | bioRxiv [Internet]. bioRxiv. 2018 [cited 2021 Jun 30]. Available from: https://www.biorxiv.org/content/what-unrefereed-preprint
  2. Schutte, R., Papageorgiou, M., Najlah, M., Huisman, H. W., Ricci, C., Zhang, J., Milner, N., & Schutte, A. E. (2020). Drink types unmask the health risks associated with alcohol intake – Prospective evidence from the general population. Clinical Nutrition, S0261-5614(20), 30057–1. https://doi.org/10.1016/j.clnu.2020.02.009
  3. Xi, B., Veeranki, S. P., Zhao, M., Ma, C., Yan, Y., & Mi, J. (2017). Relationship of Alcohol Consumption to All-Cause, Cardiovascular, and Cancer-Related Mortality in U.S. Adults. Journal of the American College of Cardiology, 70(8), 913–922. https://doi.org/10.1016/j.jacc.2017.06.054
  4. Panagiotakos, D. B., Kouli, G. M., Magriplis, E., Kyrou, I., Georgousopoulou, E. N., Chrysohoou, C., Tsigos, C., Tousoulis, D., & Pitsavos, C. (2019). Beer, wine consumption, and 10-year CVD incidence: the ATTICA study. European Journal of Clinical Nutrition, 73(7), 1015–1023. https://doi.org/10.1038/s41430-018-0296-6
  5. Gronbaek, M., Becker, U., Johansen, D., Gottschau, A., Schnohr, P., Hein, H. O., Jensen, G., & Sorensen, T. I. A. (2000). Type of alcohol consumed and mortality from all causes, coronary heart disease, and cancer. Annals of Internal Medicine, 133(6), 411-419+I22. https://doi.org/10.7326/0003-4819-133-6-200009190-00008
  6. Mukamal, K. J., Conigrave, K. M., Mittleman, M. A., Camargo, C. A., Stampfer, M. J., Willett, W. C., Rimm, E. B., Israel, B., & Mjs, N. (2003). Roles of Drinking Pattern and Type of Alcohol Consumed in Coronary Heart Disease in Men From the Divisions of General Medicine and Primary Care (K the Departments of Epidemiolo-gy (M. In n engl j med (Vol. 348). www.nejm.org
  7. Malarcher, A. M., Giles, W. H., Croft, J. B., Wozniak, M. A., Wityk, R. J., Stolley, P. D., Stern, B. J., Sloan, M. A., Sherwin, R., Price, T. R., Macko, R. F., Johnson, C. J., Earley, C. J., Buchholz, D. W., & Kittner, S. J. (2001). Alcohol intake, type of beverage, and the risk of cerebral infarction in young women. Stroke, 32(1), 77–83. https://doi.org/10.1161/01.STR.32.1.77
  8. Liu, F., Liu, Y., Sun, X., Yin, Z., Li, H., Deng, K., Zhao, Y., Wang, B., Ren, Y., Liu, X., Zhang, D., Chen, X., Cheng, C., Liu, L., Liu, D., Chen, G., Hong, S., Wang, C., Zhang, M., & Hu, D. (2020). Race- and sex-specific association between alcohol consumption and hypertension in 22 cohort studies: A systematic review and meta-analysis. Nutrition, Metabolism and Cardiovascular Diseases, 30(8), 1249–1259. https://doi.org/10.1016/j.numecd.2020.03.018
  9. García-Conesa, M. T., Chambers, K., Combet, E., Pinto, P., Garcia-Aloy, M., Andrés-Lacueva, C., Pascual-Teresa, S. De, Mena, P., Ristic, A. K., Hollands, W. J., Kroon, P. A., Rodríguez-Mateos, A., Istas, G., Kontogiorgis, C. A., Rai, D. K., Gibney, E. R., Morand, C., Espín, J. C., & González-Sarrías, A. (2018). Meta-analysis of the effects of foods and derived products containing ellagitannins and anthocyanins on cardiometabolic biomarkers: Analysis of factors influencing variability of the individual responses. International Journal of Molecular Sciences, 19(3). https://doi.org/10.3390/ijms19030694
  10. Naame, S. A., Li, D., & Huang, R. (2019). Effects of moderate red wine on cardiovascular risk factors in diabetics: A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Toxicology Research, 8(6), 979–987. https://doi.org/10.1039/c9tx00227h
  11. Jani, B. D., McQueenie, R., Nicholl, B. I., Field, R., Hanlon, P., Gallacher, K. I., Mair, F. S., & Lewsey, J. (2021). Association between patterns of alcohol consumption (beverage type, frequency and consumption with food) and risk of adverse health outcomes: a prospective cohort study. BMC medicine, 19(1), 8. https://doi.org/10.1186/s12916-020-01878-2
  12. Snopek L, Mlcek J, Sochorova L, Baron M, Hlavacova I, Jurikova T, et al. Contribution of red wine consumption to human health protection. Molecules. 2018;23(7):1–16. https://doi.org/10.3390/molecules23071684
  13. Xu, W., Wang, H., Wan, Y., Tan, C., Li, J., Tan, L., & Yu, J. T. (2017). Alcohol consumption and dementia risk: a dose–response meta-analysis of prospective studies. European Journal of Epidemiology, 32(1), 31–42. https://doi.org/10.1007/s10654-017-0225-3